Sistema de Gestión Medioambiental

Responsables por elección
La calidad ambiental es sinónimo de la calidad de la empresa; por esto hemos implementado un Sistema de Gestión Medioambiental (SGA) que prevé una política empresarial en este ámbito conforme con la norma ISO 14001, la cual tiene como principio la prevención y la reducción de la contaminación y la tutela del medio ambiente.
Exprivia mira desde siempre hacia el futuro, a la búsqueda constante de tecnologías que anticipen las tendencias de mercado, para ofrecer a los clientes soluciones y competencias que puedan mejorar sus propios productos y servicios. Esta visión estratégica, combinada con el conocimiento de las exigencias específicas de cada interlocutor, el sistema de oferta vertical, la capacidad de administrar proyectos complejos y un área de investigación y desarrollo de excelencia internacional, constituyen los elementos que caracterizan al Grupo. Exprivia, consciente de la importancia que tienen la preservación y la protección del medio ambiente, ya que considera firmemente que la calidad del medio ambiente influye en la calidad de vida y en el desarrollo económico, ha decidido suscribir voluntariamente la norma UNI EN ISO 14001 estableciendo y cumpliendo con un Sistema de Gestión Ambiental conforme a los requisitos de dicha norma. Por tanto, la Administración empresarial, con el fin de señalar su responsabilidad hacia el medio ambiente, ha desarrollado su propia Política Medioambiental poniéndola a disposición del público, de los clientes y de todos los Organismos interesados. La manifestación de su dedicación al medio ambiente se traduce en:
  • cumplir las obligaciones de conformidad, trabajando respetando todas las leyes, las reglamentaciones y las normativas aplicables en el campo medioambiental;
  • preservar constantemente el medio ambiente del desarrollo de sus propios procesos productivos, del uso de las infraestructuras y estructuras empresariales en función de dichos procesos;
  • informar, formar y actualizar al personal de la empresa para promover la responsabilidad y la concienciación con respecto al medio ambiente, incluso involucrarlos de manera proactiva en la realización y mejora del sistema de gestión medioambiental;
  • monitorear y evaluar los impactos ambientales generados durante la realización de sus actividades, entendiendo los efectos y detectando las causas, para lograr mejoras continuas y prevenir la contaminación ambiental;
  • evaluar de forma previa los potenciales impactos ambientales como consecuencia de nuevos procesos y/o de cambios significativos efectuados en los procesos existentes;
  • mejorar constantemente el Sistema de Gestión Ambiental para aumentar el rendimiento ambiental de las empresas.
Cada empleado, con respecto a su propia actividad laboral, se mantiene constantemente informado, instruido y concienciado acerca del impacto que su trabajo puede causar sobre el medio ambiente. Por lo tanto, cada empleado tiene que respetar, según su competencia, los objetivos que la organización ha establecido y que se enumeran a continuación:
  • gestión óptima de residuos y efluentes, garantizando que los residuos producidos se reduzcan, reciclen o reutilicen en la mayor medida posible, limitándolos a la cantidad estrictamente necesaria para la productividad y garantizando que se eliminen de acuerdo con los requisitos de cumplimiento legal, y que se reduzca la carga contaminante de los efluentes;
  • optimización constante del uso de los recursos energéticos, naturales y materiales para racionalizarlo;
  • intercambio de conocimientos medioambientales, colaborando con los clientes, los proveedores, la población y todos los organismos interesados;
  • mejora continua del rendimiento medioambiental de la empresa, con especial atención a las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de fuentes empresariales;
  • comunicación con las partes interesadas –internas y externas– sobre el rendimiento medioambiental de la empresa.
Conforme al espíritu de mejora continua, la empresa define para los niveles correspondientes y las competencias de la organización y revisa caso por caso los objetivos y los logros ambientales, de acuerdo con la política establecida. Cada empleado es responsable de cumplir con esta Política Ambiental que representa la contribución de Exprivia en favor de las generaciones futuras.